Tatuaje en los genitales

Muchas partes del cuerpo son tatuadas habitualmente.

Para cada lugar del cuerpo el artista tatuador tomará las diversas precauciones y desarrollará su técnica con la habilidad que cada lugar requiere de manera específica.

Por ejemplo, tatuar sobre las costillas no es lo mismo que sobre el abdomen, que es un lugar blando, con poco apoyo y algo de dificultad para estirar la piel.

De igual manera no es lo mismo tatuar un brazo que los genitales, se debe tener en cuenta que el lugar es muy doloroso ya que hay gran cantidad de terminales nerviosas allí, siendo una de las zonas más sensibles del cuerpo.

El tatuaje, a través de los tiempos, ha tenido diferentes motivaciones, una de ellas siempre ha sido y será el erotismo y la sensualidad. No es necesario tatuarte los genitales para hacer un tatuaje sensual, sin embargo muchos optan por esta posibilidad: tatuajes y piercing íntimos.

El pene, al cambiar su tamaño puede desfigurar el tatuaje, si este no está bien hecho. La piel debe estar permanentemente estirada para que el tatuaje se vea bien.

El motivo, o diseño también es muy importante para que los cambios sean bien tolerados por el dibujo, lo más conveniente es un tribal o diseño abstracto, ya que al cambiar no se notará mucho la desfiguración.

Suele tatuarse el pene y los labios vaginales, lugares también donde se colocan piercing. Hay quien asegura que los piercing allí colocados tienen como objetivo intensificar el placer y la sensibilidad. Los tatuajes son un mero adorno privado.

Comentarios

Scroll To Top