Tatuajes, gatos y egipcios

gato-tatuado

Gato esfinge le llaman, y a este hermoso animalito sin pelo le han realizado un bello tatuaje que combina perfectamente con su estuilo, estirpe y color de piel…

Más de uno envidiará cómo quedan los colores en esta piel perfectamente blanca, incomparables y tal como salen del pote.

Los gatos eran considerados dioses y muy venerados en el antiguo Egipto, así que realizarle un de los tatuajes egipcios más acostumbrados a este bello ejemplar de gato esfinge es como un homenaje a su estirpe y también, es como tener una escultura viviente o un dios encarnado, paseándose en la propia casa, qué maravilla…

El tatuaje en si es de la máscara de oro mortuoria de Tutankamón, un faraón egipcio que murió siendo muy jóven y habiendo hecho muy poco para ser tan famoso, y es que su fama no deviene de sus decisiones de estado sino de la prensa que recibió el descubrimiento de su tumba, ese tesoro increíble que lo acompañaba y el cumplimiento de una malduición a quienes lo profanaron, desde el arqueólogo hasta la azafata del vuelo que llevó el tesoro y su máscara a Londres…

Se preguntarán porqué a Londres y no al Museo de El Cairo… es algo que muchos nos preguntamos…  y nos respondemos.

Volviendo al tema, este tatuaje de Tutankamón le queda divino al bello gato, esperemos que lo hayan anestesiado para realizarlo, aunque calculo que si, o el herido mayor hubiera sido el tatuador…

Comentarios

Scroll To Top