Piercing en la lengua

Atención padres: si no le permiten a su hijo colocarse un piercing, y son tajantes en esto… cuidado.

Pueden colocárselo igual y, probablemente, sin las condiciones sanitarias adecuadas.

Es  preferible hacer un pacto, colocar una fecha de colocación del piercing tan añorado no tan lejana y acompañar y supervisar la perforación para que todo salga bien.

Uno de los lugares en que más fácilmente se puede ocultar un piercing es en la lengua, ya que, probablemente, sea el dentista quien se entere primero.

Es, además, un piercing que permite conseguir un trabajo que otros aros más visibles, impedirían.

Siempre es bueno, al realizar una modificación corporal, evaluar las consecuencias que puede llegar a tener en nuestra vida, para que podamos disfrutarlo sin sombras y sin dudas.

Uno de los cuidados especiales que tiene un piercing en lengua tras su colocación es que deberás tener una dieta líquida por unos días, tomar bebidas frías únicamente y realizarte enjuagues bucales con tu desinfectante habitual, para evitar la proliferación de las bacterias habituales de los dientes y encías, en tu herida reciente.

Y a sacar la lengua…

Comentarios

Scroll To Top