Piercing en la ceja

Uno de los lugares más elegidos para una perforación de piercing es la ceja.

Allí pueden colocarse diversos diseños que rodean a la ceja, desde un aro con o sin bolitas hasta barras curvas con bolitas y/o puntas, con la barra en forma de S, etc.

Los piercing en ceja son de acero quirúrgico o titanio, aunque últimamente, para los alérgicos a los metales, han aparecido en el mercado piercing de cejas de teflón.

Los piercing de teflón se utilizan habitualmente en aros genitales, para que posean mayor flexibilidad y, por ende, más comodidad.

Las cejas son muy importantes en el rostro ya que refuerzan la mirada y acentúan el carácter del rostro en general.

Si a este marco natural de tu mirada añades joyería metálica perforante, o sea un piercing, la potencia se multiplica, y el acento que la ceja daba se vuelve más duro.

El piercing de cejas es un piercing unisex, pero no conviene a las personas de mirada dura, salvo que deseen endurecerla más aún.

El piercer que lo coloca, como siempre, debe ser experimentado, ya que si toca el nervio la ceja puede llegar a quedar caída para siempre… y eso ya es tarea del paso del tiempo, para qué andar adelantando las cosas…

Para aquellas personas que no se animan a una perforación mayor, el piercing de ceja es un buen comienzo, ya que vienen los de barras pequeñas, y se puede experimentar así lo que significa una perforación en el cuerpo.

Al ser una perforación pequeña, el piercing de ceja cicatriza completamente en 6 u 8 semanas. Como siempre se recomienda no tocar ni jugar con el piercing en su etapa de cicatrización ya que puede infectarse o migrar.

Prueba con un piercing de ceja e iníciate en el mundo de las modificaciones corporales.

Comentarios

Scroll To Top