Piercing en el ombligo

Es muy sensual un piercing en el ombligo, aunque a veces resulta algo incómodo.

Existen muchos diseños, formatos y tamaños de aros para el ombligo.

La colocación es algo dolorosa aunque suelen ponerte anestesia, esta duele también bastante y es que la zona es bastante sensible.

Recomendación: no te coloques un aro muy pesado para la cicatrización, debe ser liviado y que no cuelgue.

Luego podrás elegir un piercing de ombligo bien bonito, con piedras colgantes, cadenas, lagartos, pajaritos… todo lo que desees, pero para cicatrizar ponte algo simple y liviano.

La perforación, una vez que han pasado meses, no se cierra así que no es necesario usar el piercing de ombligo de forma permanente. Puedes quitártelo para dormir que, si es colgante, suele ser el momento más incómodo.

El piercing de ombligo es uno de los más hermosos y combina muy bien con el vestuario, sobretodo si tienes varios en variados colores.

En las imágenes te dejo dos estilos:

  • Un piercing de ombligo con piedras de colores en forma de flor.
  • Un piercing de ombligo en metal oscuro en forma de aro.

Dos hermosas opciones, o dos para tu colección…

Comentarios

Scroll To Top